VOLANDERAS

Los sueños de un niño flotan en el interior del globo que, poco a poco, a medida que sus años en común toman altura, mutará estos en realidad o en impotente desaliento.


El cielo prometido se fue de parranda con la inocencia.

Una cabeza plateada al fondo sujeta el hilo añoso de un globo que se resiste a partir.

…Y detrás se escucha la melodía de un viento huracanado encargado de hacer el resto…

Sueños de aire. Sueños flotantes. Sueños voladores.

Son los sueños de quienes anteponen la inocencia de un niño a la realidad altanera de la adultez.








Comentarios

  1. Siempre tendríamos que tener presente la inocencia y los sueños de un niño (o al menos más a menudo) me ha encantado.
    Un abrazo gigante!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Soy toda "oídos". Compartir es vivir.

Cuentos chinos

EL PIANO

EL COSTE DE LOS DÍAS SIN SOL

TACONES RESONANDO EN EL ECO

LA MONJA

NO ES MÚSICA TODO LO QUE RELUCE

UN HUMANO EN EL JARDÍN

LA ALAMEDA DE LOS SUEÑOS

TINIEBLAS

EL TÚNEL DE LAS LÁGRIMAS